Logo Tour de France

Logo Tour de Francia

Cuando era niña, tenía la certeza de que el verano había comenzado por la retransmisión de dos eventos en el televisor: los sanfermines y del Tour de Francia.

Las siestas de obligada digestión durante los calurosos meses de julio tenían de fondo la inconfundible voz del comentarista Pedro González, que narraba con gran acierto la escalada al Tourmalet de LeMond, Virenque, Rominger, Pantani o Chiappucci, todos ellos eclipsados por un gigante Miguel Induráin, que junto a Perico Delgado escribían la edad de oro del ciclismo español. El navarro, que vistió de amarillo en los Campos Elíseos en cinco ocasiones y nos hizo vibrar con sus contrarrelojes, ha sido el único capaz de retrasar los ansiados chapuzones de piscina.

Hoy lo recuerdo con tristeza. Desde hace varios años la sombra del dopaje y las oscuras corruptelas que planean sobre el ciclismo han terminado por arrancar este gran deporte de los bonitos recuerdos de mi infancia.  

La Unión Ciclista Internacional ha desposeído de sus siete Tours de Francia al estadounidense Lance Armstrong, a quien también sanciona de por vida, dando así por bueno el informe de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, que también le acusa de suministrar sustancias ilegales a sus compañeros de equipo. Pero, ¿es el corredor americano el único culpable?

Tour de Francia

Tour de Francia

La trama Festina, la operación Puerto, el caso Contador y otros tantos expedientes a equipos, entrenadores, patrocinadores y organismos oficiales empañan irrevocablemente la reputación del ciclismo. Tras la caída de Armstrong poco se puede hacer por rescatar un deporte humillado por el descrédito de los propios ciclistas y de sus órganos controladores. Ya nadie se escapa del pelotón de la sospecha.

A pesar de que hemos asistido al escándalo del dopaje en otros ámbitos deportivos y con grandes nombres propios como Ben Johnson o Marion Jones, la catástrofe ciclista es una realidad sobresaliente.

Las tardes de verano ya no me transportarán más a Francia, …se me corta la digestión.

Ver el perfil de ★Carolina González en LinkedIn